Restaurante San isidro de Derio tras la cena

Publicado: 4 marzo, 2011 en COMUNICACION

Restaurante San Isidro, hacer de lo humilde, algo lujoso
He bajado la cremallera del volumen de mi conciencia para escuchar bien… ¿Cuántas veces cuando vamos en el coche y buscamos una dirección, apagamos la radio? Pues a mi me paso lo mismo el otro día cuando fuimos a cenar al Restaurante San Isidro de Derio. Mungialde Etorbidea, 25 Derio, Bizkaia 48160 Quería concentrarme mucho en disfrutar de las viandas, que pese a mi dieta, podía deleitar. Baje pues el volumen de mi pesar y acompañado por Jorge, José Luis, Txema y Joao que desde Portugal había venido para difundir el trabajo de Villa Ramadas, http://www.villaramadas.com , nos sentamos anta una alargada y extensa mesa, que cual pasarela de moda, fue ron desfilando…primero una lechuga con sorpresa que albergaba un arroz con bonito, gustoso. Le siguió unas pencas envueltas en bacón con dos tipos de queso. Nos remataron con un colt de dos balas, una directa y certera en forma de verdel fresco de cantábrico con una crema de verduras, que paralizo la conversación de los presentes. El segundo disparo fue con munición de solomillo y rodaja de piña, que nos obligo alargar la mano, pidiendo ayuda. Pero el chef, al que mas tarde conoceríamos, debió vernos con vida por alguna rendija del comedor que decorado rústicamente y al mas estilo norteño con sus paredes de piedra, hacen de esta torre situada junto a la iglesia de Derio un fortín, donde nadie se va sin su merecido. Y por lo que se conoce, nos debíamos merecer mas, por que el muy canalla de cocinero, nos liquido con un surtido de postres que nos obligaron hacerle la ola, cuando reclamamos su presencia.
Esta claro que todo esto, solo es posible, cuando uno ama, su profesión y el apego que profesa por ella le hace recrease en cada cosa que se le pone entre manos. El susodicho pistolero, se llama Joseba y con cara redonda y llena de felicidad nos recibe tras la cena, que contra lo que pueda parecer fue fluida, bien servida y con una atención muy detallista. Bien es cierto que el restaurante no presentaba mucha afluencia, pero un grupo de ingleses, una pareja de morroscos devoraba un chuletón de los de mas de medio kilo, y algunos parroquianos mas ocupan los tres pisos que dispone el local. Que tanto en su exterior como interior, resulta un lugar bonito. Dispone además de terraza y un aparcamiento que facilita su asistencia.
Antes habíamos jugado una partidita , con José Luis que desde Madrid había venido, con el antojo de envidar en el País donde nació el mus.
La velada fue completa, como siempre no solo por la excelente comida, sino por la grata compañía que hacen que todo sepa mas rico. Gracia una vez mas a todos…gracias.
LO MEJOR
El cariño con el que nos trataron. La amabilidad de todo el personal y su cocinero.
El buen hacer de unos sencillos productos, convertirlos en delicatesen.
El precio…28€ por comensal que nos pareció un “regalo”
LO PEOR
Por poner algo…que esta en Derio. (aunque puede ser una ventaja)
No disponen de web
http://www.jabiercalle.com

Anuncios

Los comentarios están cerrados.