CUENTO EL MARMOL y EL CUERO

Publicado: 6 febrero, 2013 en COMUNICACION

CUERO O MARMOL
Consentido y muy arrogante, el joven hijo de un acaudalado empresario
se mostraba sumamente preocupado. Su padre lo invita a conversar en
privado, para ayudarlo a resolver sus problemas.

En esa conversación, franca y honesta, indagó y supo así que había
aspectos de la vida de su hijo que no marchaban bien: se sentía
insatisfecho con sus relaciones amorosas, con tener todo el dinero del
mundo y no ser feliz, y con no encontrarle sentido a la vida.

– Padre, no sé qué hacer. Le doy vueltas a los problemas y no puedo
resolverlos. Sé que tengo la dureza y el temple que heredé de ti, pero
aún así, no consigo fortalecerme.

Y el padre le dijo:

– Querido hijo: la dureza no lo es todo. Imagina una gran placa de
mármol, majestuosa, brillante? pero si la golpeas con una maza, se
rompe en mil pedazos. Lo que importa en la vida, es ser fuerte. En
cambio, el cuero es blando, y por más que lo golpees con fuerza, no se
romperá. Entonces, prueba ser como el cuero: flexible y elástico ante
los problemas, y verás cómo, de a poco, todo se solucionará.

El hijo, emocionado, le agradeció con un fuerte abrazo. El padre le
dijo, susurrándole al oído:

– Y recuerda: confía en el proceso de la vida.

jabier@lavisita.com
Puedes seguirme en facebook y twitter

Anuncios

Los comentarios están cerrados.